Leyenda de la muñeca Mastrioka

Un viejo carpintero que amaba su trabajo tenía el nombre de Sergei, este hombre día y noche hacía todo tipo de cosas para lograr vender, de todas maneras se encontraba solo y no tenía bastante dinero, un día de mucha nieve y frío debió salir en pos de madera para proseguir haciendo un trabajo, pero con tan mal tiempo, lo único que podría hallar eran leños para lograr calentar su cuerpo, para trabajar no habría en modo alguno, con apariencia de milagro apareció en la mitad de la nieve un leño de madera blanquecina que le llamó su atención completamente, lo tomó, llevó a su casa y realizó a lo largo del día y la noche la mejor de sus producciones, era una muñeca, tan hermosa quedó que no deseó venderla, le puso de nombre Mastrioka.

leyenda de Leyenda de la muñeca Mastrioka

En el momento en que Sergie empezó a saludar cada día a Mastrioka ella empezó a devolver el saludo y por el momento no se encontraba mucho más solo con su compañía, pero un día ella se encontraba bien triste y le solicitó que deseaba tener una hija, entonces él bajo su permiso le tomó madera de adentro para llevar a cabo una muñeca que fuera precisamente igual que ella y le puso de nombre Trioska, el tema es que un día ella asimismo deseó ser madre, entonces debió llevar a cabo lo mismo y de esta manera nació Oska, la cosa se salía de control pues asimismo deseaba ser madre y el inconveniente es que únicamente quedaba para eliminar un trozo de madera, lo pensó bastante, pasado el tiempo se percató de que esto jamás acabaría, entonces en esta ocasión logró un varón, se lo dio a su madre y puso a cada una en su madre hasta el momento en que quedó únicamente una muñeca y entonces desapareció esta.

 

Deja un comentario